Clínica de Ortodoncia en Madrid

Lunes a Viernes de 16:00 a 20:00 Horas
  Tel. Fijo: +34 917 262 307 Tel. Móvil: +34 675 906 653

Niño brackets con ortodoncia

¿Cuándo hay que llevar a los niños al ortodoncista?

Es habitual que muchos de los padres que acuden a nuestra consulta nos pregunten a qué edad deben llevar a sus hijos al dentista y, más concretamente, al ortodoncista.  A pesar de lo que se pueda creer, asociaciones de Ortodoncia como la Asociación Española de Ortodoncistas (AESOR), Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO) o American Association of Orthodontist (AAO) recomiendan realizar la primera revisión antes de los 6.

Esa edad es la mejor para detectar a tiempo posibles alteraciones que se resolverán de manera más sencilla y no fáciles de resolver edad más avanzada. Antes de los 6 años es un buen momento para descubrir problemas óseos o funcionales que podrían impedir un correcto desarrollo óseo o erupción de los dientes definitivos. En esta primera visita, el ortodoncista valorará la posición y la mordida del paciente y el crecimiento de los huesos maxilares.

Durante la infancia, la estructura ósea no es definitiva y algunas maloclusiones se deben tratar con ortopedia. Un aparato funcional removible y otros aparatos ortopédicos puede redirigir, estimular o frenar el crecimiento de los maxilares para corregir malformaciones. Sin embargo, si esperamos hasta la adolescencia o la edad adulta, el tratamiento será más largo y complicado y, en algunos casos, será necesario recurrir a la cirugía para resolverlos.

Muy pocas personas presentan de forma natural un perfecto alineamiento de los dientes, por lo que muchos niños van a necesitar algún tratamiento de ortodoncia, en mayor o menor medida, y solucionar algunos problemas de maloclusión que pueden haber sido producidos por cuestiones genéticas o malos hábitos como chuparse el dedo.

 

Tipos de tratamiento

Si en la primera visita el ortodoncista determina que existe alguna alteración en el alineamiento o en la mordida, se valorará la posibilidad de comenzar con un tratamiento de ortodoncia.

A lo hora de elegir el tipo de tratamiento, tendremos que tener en cuenta la edad del niño y la naturaleza de la maloclusión. En función de estos factores existen dos fases en el tratamiento de ortodoncia:

  • Primera fase. Se usan en aparatos ortopédicos para dirigir y controlar el crecimiento óseo o aparatos para corregir mordidas cruzadas o realizar movimientos dentarios pequeños, dependiendo del caso
  • Segunda fase. Lo más habitual es usar brackets o alineadores estéticos, que se colocan una vez que han erupcionado los dientes definitivos, en torno a los 12 años. Este tratamiento está indicado cuando existen malposiciones dentarias que originan una maloclusión ya claramente instaurada.

Gracias a este tratamiento podremos resolver problemas dentarios, apiñamiento, diastemas, dientes incluidos o agenesias. No todos los pacientes requieren tratamiento en dos fases. Cuando las alteraciones son únicamente dentarias, el tratamiento se realiza a partir de los once o doce años, en una fase única.