Clínica de Ortodoncia en Madrid

Lunes a Viernes de 16:00 a 20:00 Horas
  Tel. Fijo: +34 917 262 307 Tel. Móvil: +34 675 906 653

Ortodoncia con brackets

Dentista y ortodoncista: ¿Son lo mismo?

Las funciones del dentista y del ortodoncista, a menudo, son confundidas por parte de los pacientes que solicitan un servicio dental. Son muchas las personas que tienen la errónea percepción de que un dentista sin la cualificación necesaria en ortodoncia, está capacitado para comenzar y realizar un seguimiento de un tratamiento de ortodoncia.

Los dentistas (Odontólogos y Médicos Especialistas en Estomatología), han estudiado Odontología general y se dedican a velar por la salud oral de sus pacientes. Los ortodoncistas, además de Odontología, tienen que realizar años de especialización adicionales, necesarios para estar capacitados para elaborar un correcto diagnóstico y plan de tratamiento ortodóncico.

Además, a la confusión general sobre las competencias y formación entre ambos profesionales, se suma que, en ocasiones, algunos dentistas ofrecen servicios de ortodoncia pasando por alto la especialización necesaria para colocar alineadores, brackets u otros o aparatos a los pacientes.

 

Principales diferencias entre dentistas y ortodoncistas

Por un lado, los ortodoncistas son profesionales de la Odontología especializados en ortodoncia que se encargan de estudiar el tipo de mordida y el crecimiento de los huesos de la cara. Si lo consideran necesario, planifican un tratamiento ortodóntico personalizado para el paciente, ya sea mediante alineadores, brackets u otro tipo de ortodoncia. Los ortodoncistas se encargan de corregir mordidas cruzadas, sobremordidas, dientes mal alineados, diastemas o apiñamiento dentario y alteraciones óseas entre otros problemas.

Por otro lado, los dentistas se encargan del cuidado de la salud bucodental de forma más genérica. Tratan problemas como los dientes con caries, realizan extracciones dentarias, colocan coronas, carillas o puentes en los dientes con el objetivo de mejorar la apariencia estética, la funcionalidad de la cavidad bucal y la salud oral. Además, una de sus funciones principales, consiste en enseñar técnicas de higiene a los pacientes para prevenir enfermedades bucodentales.

De esta manera, la diferencia entre ortodoncista y dentista radica en el grado de especialización entre estos profesionales. Ambos cursan los mismos estudios, pero los ortodoncistas tienen que seguir estudiando un máster universitario para obtener el título correspondiente. Por ello, se puede afirmar que el ortodoncista tiene los conocimientos necesarios para ser dentista, pero el dentista no podría ser ortodoncista sin cursar la correspondiente especialidad.

El ortodoncista, por regla general, limita su dedicación a ortodoncia exclusivamente. Es importante tener en cuenta que el tratamiento de ortodoncia mejora el aspecto facial, mientras que un tratamiento mal realizado perjudica la estética de la cara.

 

Ventajas de acudir a un ortodoncista

Las ventajas que reporta recibir un tratamiento de ortodoncia por parte de un ortodoncista cualificado pueden resumirse en los siguientes puntos:

  • Seguridad: Un ortodoncista posee una amplia experiencia realizando únicamente tratamientos ortodóncicos, por lo que tiene los conocimientos y recursos necesarios para tratar cada caso concreto.
  • Personalización: El ortodoncista siempre aconsejará al paciente, según sus características bucales personales, cuál es el tratamiento de ortodoncia más eficaz para tratar su caso.
  • Anticipación: Un ortodoncista posee los conocimientos necesarios para valorar, desde que el paciente es muy niño (a partir de los 4 años), el desarrollo de sus maxilares, anticipándose a determinar cuál será su futura oclusión dentaria y apariencia facial. De esta manera, puede prescribir, si es necesario, un tratamiento de ortodoncia temprana para evitar problemas de mordida difíciles de corregir en edades más tardías.