Clínica de Ortodoncia en Madrid

Lunes a Viernes de 16:00 a 20:00 Horas
  Tel. Fijo: +34 917 262 307 Tel. Móvil: +34 675 906 653

Ortodoncia invisible

La ortodoncia estética

La ortodoncia estética es una técnica para corregir malas posiciones en los dientes, como por ejemplo los dientes separados o apiñados. A veces la genética no nos dona una dentadura perfectamente alineada y hay que acudir al ortodoncista para solucionar estas malposiciones.

El método más popular para retocar estos dientes o muelas son los tradicionales brackets, que tensan las piezas para colocarlas en su lugar. Hace años la ortodoncia estética solo contaba con unos brackets bastante antiestéticos que consistían en unos hierros con gomas, o el famoso “aparato” de quita y pon. Sin embargo, la tecnología dental ha evolucionado mucho en este sentido y actualmente existen técnicas que actúan como correctores y son prácticamente invisibles a la vista.

Uno de estos nuevos métodos son los brackets transparentes que ejercen como fuerza correctiva de la dentadura pero además son casi inapreciables y no producen ninguna molestia al paciente. Gracias a los brackets transparentes cada vez son más los adultos que se animan a corregir su dentadura porque no se notan nada. Llevar brackets ya no es cosa de niños, cualquier persona que quiera mejorar su sonrisa puede utilizar esta técnica.

Existen varios tipos de brackets transparentes como los de porcelana y los de zafiro, que son los más discretos. Además, también se pueden utilizar “brackets por arcada”, que quiere decir que se necesitan o bien solo en la parte superior de la boca o bien en la parte inferior, aunque lo normal es utilizarlos en ambas.

Si tienes alguna desviación en los dientes y en ocasiones te da vergüenza sonreír, no te lo pienses y acude a tu dentista para que te aconseje sobre este tratamiento. En un periodo que puede durar entre seis meses y dos años podrás conseguir la sonrisa soñada. Después de llevar los brackets tranparentes el proceso termina con la ferulización, que es la técnica que consolida el resultado y hace que dure de por vida.